• Instagram
  • Facebook

David Arbus Fotógrafo | Bodas - Fotógrafo de bodas en Zaragoza y Huesca

Soy David, fotógrafo de bodas

Está claro, cuando las personas conectan bien todo es más fácil. Esa conexión es el principio en el que se basa mi trabajo como fotógrafo de bodas. 

 

Una fotografía bonita lo es porque cuenta la historia de sus protagonistas. En la esencia de mi estilo están vuestros sentimientos y los de vuestros invitados, porque las miradas y gestos cuentan tanto que no hace falta nada más; como la lágrima que un padre se esfuerza por aguantar, o la abuela que abraza orgullosa a su nieto vestido de novio.

 

Para conseguir estas imágenes sinceras respeto ante todo vuestro espacio y el derecho a divertiros. Por eso en vuestra boda me moveré como un ninja, para que vuestra única preocupación sea pasarlo bien.

Por suerte la vida me ha dado una ventaja en esta misión; mi mente hiperactiva se enfoca en cada cosa que me rodea. ¿Quién iba a decir que resultaría tan útil? Cuando están pasando muchas cosas me motivo y me vuelvo más creativo en medio del caos.

 

La verdad, es una suerte contagiarme de vuestra alegría en cada trabajo que hago. Saber que os ayudo mientras hago lo que me gusta le da a todo un sentido especial.

Amante de los gatos y la pizza con piña

Algo personal:

Al principio hacía fotografía de deporte y de paisaje, aunque mi debilidad es la arquitectura.

 

Un día alguien me propuso hacer las fotos de su boda. Me gustó tanto que decidí formarme para mejorar. 

 

La pizza, mejor con piña. Las cosas, bien hechas y con cuidado. Soy un perfeccionista.

 

Soy feliz cuando salgo con mi bici o moto a desconectar en la naturaleza. El resto del tiempo me encantan las manualidades, la tecnología y ver series o películas. Y sobre todas las cosas, me muero por mis dos gatos. 

 

Odio ser el centro de atención, por eso os entiendo bien cuando pensáis en ser modelos por un día.

Ahora ya conocéis mi historia. Empecemos a contar la vuestra.